Desde que el pasado mes de junio decidí abrirme públicamente y contar mi experiencia de supervivencia, me han empezado a llegar llamadas que, todavía hoy, me asombran. Una de ellas ha sido para presentarme al director del documental La palabra maldita, Javier Álvarez...